COCOKIES O GALLETAS DE COCO

Que sí, que sí, que tengo intención de traer recetas light de postres y dulces varios, pero ya sabéis lo que me gusta a mí rebuscar en los cajones y ver qué encuentro.

El otro día sin ir más lejos encontré una bolsa de coco rallado que compré hace ya unos meses al fondo del armario y resulta que hasta ahora ni me había acordado de hacer nada con ello. Había que ponerle remedio sí o sí. Así que en esta ocasión os traigo una receta súper fácil de galletas de coco o cookies.

Pero oigan, que lo de las recetas saludables lo digo en serio. Que sepáis que he empezado a cenar una triste manzana. Yo nunca he sido de cenar (eso sí, un cola cao siempre, pero eso cena, lo que es cena… no es ¿no? ) y es que ya lo dice mi madre “el comer y el arrascar todo es empezar”…

Los ingredientes que necesitamos para hacer estas delicias de coco son:

  • 125 g de azúcar
  • una pizca de sal
  • 40 g de harina de trigo
  • 125 g de coco rallado y deshidratado
  • dos claras de huevos grandes
  • una yema de un huevo grande
  • “Cold little heart” de Michael Kiwanuka

IMG_6997

Os animo a que pongáis en marcha el ingrediente especial porque prácticamente os va a dar tiempo a preparar la receta en lo que dura la canción.

Para empezar tenemos que precalentar el horno a 190 grados, con calor arriba y abajo.

Separamos las claras de las yemas y reservamos.

En un bol mezclamos las dos claras y la yema con el azúcar y la pizca de sal. Mezclamos bien hasta que nos quede una mezcla blanquecina y esponjosa. Tiene que aumentar el volumen.

Ahora añadimos la harina tamizada y seguimos batiendo todo con ayuda de unas varillas.

Para terminar, incorporamos el coco rallado y mezclamos bien hasta que consigamos una masa homogénea. Nuestra masa ya estaría.

El siguiente paso sería colocar una hoja de papel de horno en la bandeja y con ayuda de una cuchara vamos haciendo pequeños montoncitos que se convertirán en nuestras galletas.

Dejad espacio entre ellas porque se desparramarán un pelín y corréis el riesgo de que se os peguen unas con otras.

Llevamos al horno y horneamos a 180 grados durante unos 15 minutos a media altura.

Pueden ser 15 minutos o 20, depende de cada horno. No tengáis miedo porque se sabe muy fácilmente cuándo están listas. Cuando tengan un bonito color dorado ya estarían listas para sacarlas del horno y llevarlas a una rejilla hasta que se enfríen.

¡Chin pún!

IMG_7005

Yo las hice de dos maneras, como podéis ver, las de arriba son un poco más rústicas y las de la foto de abajo tienen un aire más refinado.

Para gustos los colores.

IMG_7007

IMG_7026

IMG_7031

IMG_7036

Anotaciones y sugerencias:

  • si las guardáis en un envase hermético os durarán bastante tiempo (el que tardéis en devorarlas, evidentemente).
  • En la foto veréis que he usado un huevo de más, pero no. Es que eran pequeños y por eso puse uno más.

No sé si conocéis la pedazo de serie Big Little Lies, pues bien, el ingrediente especial es un temazo de esta serie. Si no la conocéis os animo a que la veáis, que además la segunda temporada está a la vuelta de la esquina.

¡Que lo disfruten! … o no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s