GALLETAS DE CHOCOLATE (SIN HUEVO)

Bueno, bueno, bueno… ¿cómo llevamos el confinamiento? Espero que todos estéis bien y que lo llevéis lo mejor posible. Yo por mi parte hoy os traigo una receta para hacer galletas y que puede ser un buen plan para hacer con los peques en casa, y aprovecho también a mandaros muchos ánimos. Seguro que pronto acaba todo esto.

En esta ocasión la receta va para Alicia y Guillem, que me pidieron una receta sin huevo. Estuve dudando entre madalenas y galletas, pero finalmente me decidí por estas galletas de chocolate sin huevo. Espero que se animen a hacerla (y todos vosotros también), porque realmente son muy fáciles de hacer y creo que es una divertida manera de pasar el rato en casa en estos días tan raros que estamos viviendo.

Por ahí me han pedido también recetas sin huevo y sin leche. Bueno, estoy en ello. Próximamente habrá recetas que cumplan estos requisitos.

Por lo pronto, os puedo adelantar que la próxima receta será un pan de canela para hiperventilar de gusto.

Pero vayamos al lío. Los ingredientes que vamos a necesitar en esta ocasión serán:

  • 30 g de cacao en polvo
  • 200 g de harina
  • 125 g de azúcar
  • 250 g de mantequilla
  • media cucharadita de sal
  • “El lleó vergonyós” de El Pot Petit
_MG_2946

Lo primero que vamos a hacer es tamizar la harina y el cacao en polvo en un bol y mezclarlo con ayuda de una cuchara de madera.

En otro bol batimos la mantequilla (que tendremos a temperatura ambiente) y vamos añadiendo poco a poco el azúcar mientras seguimos removiendo. Conseguiremos tener una mezcla suave y blanquecina.

Añadimos la media cucharadita de sal a esta última mezcla de mantequilla y azúcar y seguimos removiendo para que se integre bien.

El siguiente paso sería incorporar la harina con el cacao a esta última mezcla de mantequilla, azúcar y sal. Debemos hacerlo poco a poco y sin dejar de remover para que no se nos formen grumos.

Ahora podemos ayudarnos de las manos, para lo que nos las enharinaremos. Amasamos durante unos cinco minutos y formamos una bola que dejaremos en un bol tapado con un paño, o papel film, y llevaremos a la nevera durante una hora más o menos.

Cuando haya pasado el tiempo, de reposo y enfriado en la nevera, precalentamos el horno a 180 grados.

Ponemos papel de horno en la bandeja del horno (valga la redundancia) y vamos formando bolitas con la masa. Podéis aplastarlas un poquito pero no demasiado porque luego en el horno se van a expandir y podéis acabar con galletones de dimensiones descomunales.

Es hora de decorarlas, si os apetece. En este caso como me ayudaron los peques les dejé que pusieran lo que ellos quisieran.

Las llevamos al horno y horneamos durante unos 15 minutos (incluso algo menos). Si nos pasamos de tiempo nos quedarán duras y no es lo que buscamos.

Una vez pasado el tiempo las sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

¡ Y ya estaría!

_MG_2980
_MG_2992
_MG_3007

Anotaciones y sugerencias:

  • podéis hacer la receta con la mitad de las cantidades que os he puesto y así veis primero si os gustan o no, y veis también las que os salen.
  • si las dejáis demasiado tiempo en la nevera la masa quedará muy dura y será difícil de trabajar.
  • podéis adornarlas con almendras crocante, les queda de lujo.
  • como os saldrán dos tandas de galletas, podéis tomar de ejemplo la primera horneada. Rectificar tamaños por ejemplo.

En cuanto al ingrediente especial… ¡qué mejor que una canción que le guste a Guillem!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s